Propiedades y beneficios que no conocías del tomate

Beneficios del tomate


Si hablamos del tomate, ¿nos referimos a una fruta o un vegetal?, pues bien, aunque estrictamente hablando es una fruta, las personas lo consumen como vegetal.

 

Es un alimento muy conocido y sabroso para comerlo tanto en ensaladas, como zumos, salsas y muchos otras recetas o preparados.

 

Veamos en este artículo las principales propiedades y beneficios que quizás no conocías del tomate, así como sus contribuciones para la salud.

 

Gran aporte Nutricional

 

El tomate puedes conseguirlos en variedad de colores, como el rojo, verde, amarillo, naranjas y es una fuente abundante de fibra, minerales y vitaminas.

 

Contiene el 40% de vitamina C que requiere el cuerpo a diario, vitamina K, A y E. También posee potasio, hierro, magnesio, sodio y el antioxidante licopeno, que combate los radicales libres.

 

Ayuda a cuidar la visión

 

Gracias a su contenido de vitamina A, el tomate contribuye a la salud visual pues previene la ceguera por las noches y el deterioro de la mácula del ojo.

 

Contribuye a mejorar la circulación de la sangre

 

Comer tomates se relaciona con una reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares u obesidad.

 

Gracias a su contenido de hierro, la sangre circula mejor y la vitamina K contribuye a que se controle mejor el proceso coagulación de la sangre.

 

Protege la piel

 

Gracias a su contenido de antioxidantes, contribuye a frenar el envejecimiento prematuro, por lo que protege la piel de los rayos UV, así como también el cabello y los dientes.

 

Por otro lado, la aplicación de jugo de tomate directamente en la piel se sirve para el tratamiento de las quemaduras.

 

El tomate cuida la piel y el intestino

Cuida el intestino

 

Gracias a la fibra que tiene, colabora con el cuidado del intestino y así no aparecen las enfermedades del sistema gastrointestinal.

 

El sistema digestivo se fortalece y permanece saludable porque el tomate combate el estreñimiento y la diarrea.


Reduce el riesgo de padecer diabetes o hipertensión

 

Quienes consumen tomate diariamente reducen el riesgo de padecer hipertensión y también ayuda a aliviar los síntomas de diabetes gracias a que se disminuye el estrés oxidativo.

 

Cuida los riñones

 

Funciona como diurético, el potasio y los bajos niveles de sodio que tiene el tomate ayuda a evitar que se retengan líquidos en el cuerpo y a que se eliminen las toxinas.

 

Por otra parte comer tomates con frecuencia reduce la aparición de infecciones del aparato urinario y también cáncer de vejiga.