Beneficios que no conocías de la guayaba

Beneficios de la Guayaba

La guayaba es otra de esas frutas tropicales que deleitan al paladar y que proporcionan muchos beneficios a la salud.

 

Como veremos, su consumo es importante en la dieta por servir como antioxidante, antiinflamatorio, antihipertensivo y astringente.

 

Vamos a considerar en este post algunos beneficios de la guayaba para la salud que probablemente no conocías.

 

Características de la guayaba

 

La guayaba, también conocida como Arazá, Luma, Hurapo, Piche, Jalocote o Sahuinto mejora el tracto gastrointestinal, cuida piel y el sistema inmune.

 

Su nombre científico es Psidium guayaba, su pulpa es suave de color blanca, roja, rosada, amarilla o anaranjada; con un sabor agridulce y un agradable aroma.

 

Seguidamente te hablaremos de algunos de los beneficios más destacados de la guayaba:

 

Es un poderoso antioxidante y fortalece el sistema inmune

Según estudios, la guayaba es una de las frutas con mayor cantidad de vitamina C por gramos, unos 273 mg por cada 100 gramos de fruta.

 

Gracias a su contenido de vitamina A y C, ayuda a evitar la oxidación de las células y las moléculas, evitando el deterioro prematuro de la piel u órganos.

 

Por otra parte, el sistema inmune se fortalece, ayudando a que resista de mejor manera las infecciones por virus.

 

Cuida el sistema digestivo

Gracias a su contenido de fibra se incentivan los movimientos intestinales, por lo que se previene el estreñimiento.

 

Además ayuda a combatir la acidez estomacal y funciona como tratamiento de las úlceras tanto gástricas como duodenales.

 

Combate la diarrea

Tanto la guayaba como las hojas del árbol preparadas en infusión ayudan a combatir la diarrea y el dolor abdominal.

 

Sus propiedades astringentes y antimicrobianas ayudan a tratar dolencias como la gastroenteritis o disentería infantil.

La Guayaba cuida el sistema digestivo

Ayuda al cuidado de la piel

Su contenido de vitamina C ayuda a la producción de colágeno, compuesto que le da estructura, firmeza y elasticidad de la piel.

 

También contribuye a la buena cicatrización de las heridas y a protegerla de los daños de los elementos del clima.

 

Reduce el colesterol malo

Incluir guayaba en la dieta puede ayudar a reducir el colesterol “malo” (LDL) gracias a la pectina, una fibra que se vuelve gel en el intestino.

 

Como resultado, el colesterol y las grasas quedan atrapados, haciendo más fácil su expulsión por las heces.

 

Ayuda a proteger el corazón

La guayaba contiene ácido arjunolico, cuyas propiedades antioxidantes  ayuda a tratar la arritmia cardíaca, disminuir la presión arterial y facilitar la coagulación.

 

Esas cualidades disminuyen el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares o cardiovasculares.