Qué es la fiebre amarilla, síntomas y tratamientos

Qué es la fiebre amarilla

Existen enfermedades endémicas originarias de partes específicas del mundo que pueden llegar a acabar con la vida del enfermo, una de ellas es la llamada fiebre amarilla.

 

Como veremos, se trata de una complicación de salud que puede afectar a adultos y niños por igual, sin importar qué tan saludables sean.

 

En el siguiente post hablaremos un poco de qué es la fiebre amarilla, cuáles son sus síntomas y que tratamientos tiene.


Qué es la fiebre amarilla


Se trata de una enfermedad de tipo viral, una infección que es transmitida por la picadura del mosquito llamado Aedes aegypti.

 

Esta enfermedad es frecuente en muchos lugares de África y Sudamérica, afectando en particular a los viajeros o residentes de esas áreas.

 

Los mosquitos Aedes aegypti se desarrollan en aguas represadas, incluso las potables, ingresando fácilmente en las casas de las personas.

 

Cuando un mosquito pica a una persona o mono infectado con el virus de la fiebre amarilla, este lo contrae y se lo transmite a una persona sana cuando vuelve a picar.

 

Cuáles son los síntomas de la fiebre amarilla

 

Entre tres y seis días después de ser picado por un mosquito contaminado, la persona puede experimentar los siguientes síntomas:

·         Fiebre y dolor de cabeza

·         Dolor muscular, especialmente en las rodillas o espalda.

·         Hipersensibilidad a la luz del día.

·         Vómitos o náuseas, así como mareos.

·         La persona pierde el apetito.

·         Los ojos, la lengua o la cara se ponen rojos.

 

Al complicarse la enfermedad o entrar en etapa tóxica, puede aparecer los siguientes síntomas:

 

·         Color amarillento en la piel y los ojos, de allí el nombre de fiebre amarilla.

·         Dolor abdominal, así como sangrado por la nariz, boca y ojos.

·         La persona casi no orina debido a una insuficiencia renal y hepática.

·         Disminución de la frecuencia cardíaca.

·         Delirio, convulsiones, coma y en el peor de los casos la muerte.

 

Síntomas y tratamiento

Cuál es el tratamiento para la fiebre amarilla


No existe una cura contra la fiebre amarilla, lo que se puede hacer es aliviar los síntomas de la siguiente:

 

·         Administración  de analgésicos para aliviar los dolores musculares.

·         Se puede administrar suero y otros líquidos para hidratar al organismo.

 

La mejor cura es la prevención, por lo que si vas a viajar a zonas donde es frecuente la enfermedad, debes asegurarte de vacunarte primero.

 

Por otra parte, al realizar estadía en estos sitios debes utilizar repelente contra mosquitos, dormir con mosquiteros, cerrar puertas y ventanas al caer la noche.