Cálculos biliares: síntomas, posibles causas y tratamiento

Qué son los cálculos biliares

Los dolores abdominales repentinos pueden deberse a distintas enfermedades, como la apendicitis, o los cálculos biliares.

 

Es una pesadilla para cualquier persona padecer de una afección que exija realizar una intervención quirúrgica para solucionar el problema.

 

Por tal motivo, en este post revisaremos qué son los cálculos biliares, cuáles son las posibles causas, sus síntomas y tratamiento.

 

¿Qué son los cálculos biliares?

 

La vesícula biliar es un órgano que se halla debajo del hígado y que libera en el intestino delgado el fluido llamado bilis, que ayuda a la digestión y se produce en el hígado.

 

Los cálculos biliares son acumulaciones de fluido digestivo que se endurecen dentro de la vesícula y pueden variar de tamaño, desde el tamaño de un grano de arena hasta una pelota de golf.

 

¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad?

 

Es posible que los cálculos biliares no provoquen síntomas evidentes, pero cuando obstruye el conducto, los signos son los siguientes:


·         Dolor repentino en la parte derecha superior del abdomen que aumenta de forma veloz.

·         Dolor a nivel de la espalda, entre las escápulas y en el hombro derecho.

·         Dolor inesperado en la parte media del abdomen, debajo del esternón y que aumenta progresivamente.

·         Los dolores en las distintas partes del cuerpo impiden estar sentado erguido o cómodamente.

·         Pueden presentarse náuseas, vómitos o fiebre alta con escalofríos.

·         La piel y la parte blanca de los ojos pueden volverse amarillenta.


Diagnóstico de lo cálculos biliares

¿Cuáles son las causas de los cálculos biliares?

 

Pueden ocurrir cuando la bilis tiene exceso de colesterol proveniente del hígado y no lo puede disolver, transformándose en cristales y después piedras.

 

El exceso de bilirrubina proveniente del hígado producto quizás de enfermedades como la cirrosis hepática, infecciones  y ciertos trastornos de la sangre.

 

Por otro lado, cuando la vesícula biliar concentra demasiada bilis y no la vacía apropiadamente en el intestino se forma dichos cristales.

 

Comer muchos alimentos altos en grasas o colesterol y consumir poca fibra son factores que aumentan el riesgo, así como llevar una vida sedentaria.

 

Es importante tener un peso acorde con la edad y la estatura, así como tomar más precauciones si se tiene familia con estos antecedentes de salud.

 

¿Cuál es el tratamiento para los cálculos biliares?

 

Una vez que un especialista confirma que una persona padece de cálculos biliares, puede recomendar dos posibles tratamientos:

 

1.      Utilizar medicamentos para disolver los cálculos: el más lento y poco efectivo.

2.      Cirugía llamada colecistectomía: esto implica extirpar la vesícula.