Beneficios que quizás no conocías de la gelatina

Beneficios de comer gelatina

Sin miedo a equivocarnos, la gelatina es uno de los postres favoritos de muchas personas en todo el mundo, así como un complemento típico de las dietas.


Ahora bien, este alimento es más que un rico dulce, por eso te hablaremos de los diferentes beneficios que quizás no conocías de comer gelatina.


Beneficios de comer gelatina


El término gelatina se aplica a un alimento sólido, transparente, sin color, sin olor y sin sabor, producto de hervir en agua los huesos, ligamentos y tendones animales.


Se utiliza en la preparación de recetas, en la industria farmacéutica y química, como componente de productos como el pegamento.


Ahora bien, el nombre es más asociado con el alimento que también se llama gelatina; que puede ser salado o dulce, de una consistencia blanda, temblorosa y apariencia brillante.


Entre los beneficios que quizás no conocías de comer gelatina están los siguientes:


Ayuda a tener articulaciones y huesos más fuertes

Debido a que la gelatina tiene casi un 90% de proteína, ayuda a tener articulaciones y huesos más fuertes.


Gracias a su alto contenido de calcio, cobre, fósforo, silicio y magnesio, la gelatina contribuye a la reconstrucción del sistema óseo y aumenta la densidad de los huesos.


Las articulaciones y los cartílagos pueden regenerarse de mejor manera, además de que ayuda a que no se inflamen tanto.


Articulaciones y huesos más fuertes

Ayuda a controlar el peso corporal

La gelatina favorece la producción de la hormona del crecimiento, así como de aminoácidos o nutrientes, que participan en el metabolismo corporal.


Por su contenido de proteína y fibra, la gelatina provoca una sensación de saciedad al comerla, limitando el deseo de consumir más de lo necesario.


Por otra parte, ayuda a que el sistema digestivo trabaje mejor, a que se absorban mejor los nutrientes y que no se padezca de estreñimiento.


Favorece la cicatrización y cuidado de la piel


Los tejidos se reparan más rápido gracias a su gran contenido de proteínas, por ejemplo, los músculos se recuperan más rápido después de la actividad física.


La piel se beneficia mucho de otro componente de la gelatina, la glicina, que contribuye a que la inflamación de los tejidos disminuya.


La gelatina contiene muchísimo colágeno, lo que ayuda a que la piel tenga más elasticidad y humedad, mejorando notablemente su apariencia.


Contribuye a conciliar el sueño


Otro beneficio que quizás no conocías de comer gelatina es que ayuda a mejorar los ciclos de sueño, gracias a la glicina.


Los neurotransmisores y compuestos químicos asociados al sueño se benefician de la glicina, por lo que notarás que duermes mejor y más tiempo.