Los Asesinos del Joven Junior no Muestran Remordimiento-Lo Reciente

Buscar Aqui

viernes, 11 de octubre de 2019

Los Asesinos del Joven Junior no Muestran Remordimiento

Los Asesinos del Joven Junior no Muestran Remordimiento

Dos de los cinco hombres condenados en la salvaje matanza de Lesandro Junior Guzmán Feliz en el Bronx no mostraron ningún remordimiento durante su sentencia el viernes mientras sonreían por la cámara y arrojaban carteles de pandillas Trinitarios.

Jonaiki Martínez Estrella, de 25 años, y José Muniz, de 23, fueron fotografiados mostrando los letreros de la violenta pandilla callejera antes de que el juez Robert Neary los golpeara con fuertes términos de cárcel .

El gesto que hicieron Estrella y Muniz con el pulgar, el índice y el dedo medio extendidos es el signo de los "siete puntos" de la despiadada pandilla dominicana, dijo una fuente policial 

"No puedo creer que estos tipos sean tan descarados", dijo otra fuente policial. "Tendrán mucho tiempo para practicar sus signos en la cárcel".

El experto en pandillas y sargento retirado de la policía de Nueva York Lou Savera, quien creó la unidad de pandillas del departamento, dijo que el gesto con la mano es un símbolo nacional para los Trinitarios, que se originó en Washington Heights y se ha expandido hasta el oeste de Iowa.

"Lanzarlo fue básicamente empujar hacia arriba la parte del sistema de que los Trinitarios serán quienes son para siempre y que puedes encarcelarnos y no respetamos tu sistema", dijo Savera. "Fueron arrogantes desde el principio".

"Eso fue lo que hicieron durante todo el juicio, demostrando que no tienen miedo del sistema y que es más importante para ellos ser pandilleros que la vida de alguien", dijo Savera.

Estrella, que los fiscales dijeron que entregó el golpe mortal con un cuchillo en el cuello a la víctima de 15 años, fue sentenciada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por la captura del machete y el cuchillo de Guzmán del 20 de junio de 2018. -Feliz.

Muniz fue golpeado con una sentencia de 25 años a cadena perpetua.

Estrella le dijo a la corte que su intención "no era causar la muerte de este niño", mientras que Muniz le dijo a la corte: "Estuve allí, pero no lo maté".

"Es por eso que usé el otro lado del machete para no causar lesiones", dijo Muniz