Netanyahu se dirige al quinto término como primer Ministro - Lo Reciente
Buscar
Hot
miércoles, 10 de abril de 2019

Netanyahu se dirige al quinto término como primer Ministro

Netanyahu se dirige al quinto término como primer Ministro


Benjamín Netanyahu parecía dirigirse al quinto mandato como primer ministro de Israel. 

JERUSALÉN: Benjamín Netanyahu parecía dirigirse hacia un histórico quinto mandato como primer ministro de Israel el miércoles, con resultados de elecciones no oficiales casi completos que le dan a su derechista Likud y otros partidos nacionalistas y religiosos una sólida mayoría en el parlamento.

El resultado afirmó la continua inclinación de Israel hacia la derecha y debilitó aún más las esperanzas de una solución negociada al conflicto israelí-palestino.

 La reelección también le dará a Netanyahu un impulso importante mientras se prepara para la posibilidad de cargos criminales en una serie de escándalos de corrupción.

Con el 97.4% de los votos contados, el Likud y sus aliados políticos tradicionales estaban al mando de una mayoría de 65-55 en el parlamento. 

Un par de partidos pequeños todavía se tambaleaban a lo largo del umbral electoral y luchaban por su supervivencia, por lo que la composición final del próximo parlamento aún no se ha decidido.

 En cualquier caso, el país ahora enfrenta lo que podrían ser semanas de negociaciones políticas sobre la composición de una coalición gobernante.

Pero en casi todos los escenarios, Netanyahu fue el gran ganador.

El líder israelí desde hace mucho tiempo había luchado en una dura y fea carrera contra el ex jefe de los militares centristas Benny Gantz, cuyos nacientes partidos Azul y Blanco surgieron como una alternativa viable a la década de Netanyahu en el poder.

 Los resultados casi finales mostraron que estaba paralizado con Likud en 35 asientos. 

Pero la mayor parte de su apoyo parece haber sido a expensas de los venerables laboristas y de los partidos izquierdistas Meretz, quienes obtuvieron mínimos históricos en las elecciones del martes.

Junto con sus actuales socios judíos ultraortodoxos y nacionalistas, Netanyahu no debería tener problemas para construir un gobierno de coalición que tenga una mayoría en el parlamento de 120 escaños.

Con una victoria, Netanyahu capturaría un cuarto período consecutivo y un quinto en general, lo que este verano lo convertirá en el líder en servicio más antiguo de Israel, superando al padre fundador David Ben-Gurion.

"Es una noche de gran victoria", dijo Netanyahu a los partidarios el miércoles temprano. "Me conmovió mucho que la nación de Israel me confiara una vez más por quinta vez, y con una confianza aún mayor".

Dijo que ya había comenzado a hablar con otros partidos de derecha y religiosos sobre la formación de una nueva coalición.

"Quiero dejarlo claro, será un gobierno de derecha, pero tengo la intención de ser el primer ministro de todos los ciudadanos israelíes, de derecha o de izquierda, judíos y no judíos por igual", dijo.

El mensaje de unidad de Netanyahu fue un marcado contraste de su tema de campaña en el que acusó a Gantz de conspirar con los partidos árabes para derrocarlo.

 Los líderes árabes acusaron a Netanyahu de demonizar a la comunidad árabe del país, que es aproximadamente el 20 por ciento de la población.

Sus ataques al sector árabe impulsaron los llamamientos a un boicot y parecieron dar lugar a una participación relativamente baja de los votantes árabes.

Aunque el tema palestino rara vez se mencionó en la escandalosa campaña, Netanyahu se comprometió por primera vez a anexar partes de la ocupada Cisjordania en un intento desesperado por reunir a su base de derecha. 

Netanyahu se ha adherido a las promesas de la víspera de la elección antes, pero si cumpliera con esta, marcaría un desarrollo dramático y podría acabar con la esperanza cada vez menor para el estado palestino.

El primer ministro de 69 años ha sido la fuerza dominante en la política israelí durante las últimas dos décadas y su cara al mundo.

 Su campaña se ha centrado en gran medida en su amistad con el presidente Donald Trump y su éxito en el cultivo de nuevos aliados, como China, India y Brasil.

Pero sus escándalos de corrupción crearon cierta fatiga en los votantes. 

Junto con otros dos ex jefes militares en su boleto, Gantz pudo desafiar a Netanyahu en temas de seguridad, normalmente la fuerte demanda del primer ministro, mientras que también apuntaba a las presuntas fallas éticas del primer ministro.

El fiscal general de Israel recomendó acusar a Netanyahu de soborno, abuso de confianza y fraude en tres casos.

 Él solo decidirá sobre acusarlo después de una audiencia legalmente obligatoria. 

Los expertos legales esperan que se presenten al menos algunos cargos, lo que podría preparar el escenario para un corto plazo para Netanyahu y otra ronda de elecciones pronto.